Covestro celebra su primer aniversario

Covestro

Covestro cosecha éxitos como empresa independiente, centrada en la innovación y en la sostenibilidad.

Covestro cumple un año. El fabricante de materiales ha estado operando de forma independiente durante los últimos doce meses durante los cuales ha logrado avanzar rápidamente y con éxito.Tras la escisión oficial del grupo Bayer el 1 de septiembre de 2015, la empresa conocida anteriormente como Bayer MaterialScience entró a formar parte del mercado internacional de valores con una salida a Bolsa muy positiva, logrando importantes hitos desde entonces.

La nueva y original identidad de Covestro también se refleja en las oficinas centrales de la empresa en Leverkusen. Las operaciones de producción se centran principalmente en materias primas para revestimientos, adhesivos y sellantes, unos materiales necesarios en sectores clave como el del automóvil y el de la construcción. Covestro prevé construir un segundo edificio de oficinas y un parking en Leverkusen, reforzando así su presencia en este emplazamiento.

“Durante los últimos 12 meses hemos logrado completar un proceso de transformación complejo, además de demostrar lo que somos capaces de hacer y estamos muy orgulloso de ello”, afirmó Patrick Thomas, CEO de la compañía. “Covestro es una startup XL que ha evolucionado para lograr el máximo grado de satisfacción de sus clientes, inversores y stakeholders. Nuestro resultado económico, en particular, ha sido muy satisfactorio desde el primer momento y esperamos mantener esta tendencia de crecimiento rentable en el futuro”.


Hacer del mundo un lugar mejor

Thomas también ha expresado su satisfacción ante el entusiasmo con el que los empleados de Covestro en todo el mundo han incorporado los nuevos valores corporativos. “Somos curiosos, tenemos coraje y aportamos color. Esta es nuestra base para proporcionar productos, tecnologías y soluciones que superen los límites establecidos y contribuyan a hacer del mundo un lugar mejor”. Para lograr este objetivo, Covestro se centra intensamente en la innovación. Más allá del I+D tradicional, la compañía ofrece a todos sus empleados la libertad que necesitan para desarrollar su creatividad en sus respectivos campos.

Al mismo tiempo, Covestro continúa reforzando su apuesta por la sostenibilidad a todos los niveles. El objetivo es la conservación del medio ambiente, el desarrollo de la sociedad y, al mismo tiempo, la creación de valor económico. Para ello, la compañía ha establecido una serie de objetivos ambiciosos y medibles que espera cumplir en el año 2025. En este ámbito se incluyen, por ejemplo, los planes para reducir a la mitad la emisión de gases de efecto invernadero por tonelada métrica de producto en comparación con las cifras registradas en el año 2005.

La compañía también está innovando en el uso de dióxido de carbono. En el año 2016, Covestro abrió una nueva planta de producción en sus instalaciones de Dormagen en las que por primera vez es posible aprovechar este componente perjudicial para el medio ambiente como materia prima. Muy pronto hará su presentación en el mercado un nuevo poliol con base de CO2 para la producción de espuma de poliuretano para colchones y muebles tapizados.

Nuevos productos e ideas

“Nuestras iniciativas son el ejemplo perfecto de la capacidad de Covestro para combinar la sostenibilidad y la innovación”, afirmó el CEO de la compañía. “Mostraremos muchos más proyectos de este tipo durante la K 2016, la mayor feria comercial del sector de los plásticos a nivel mundial, que se celebrará en Düsseldorf en octubre. Una de las principales novedades que se presentarán durante la feria es un nuevo concepto de vehículo eléctrico diseñado para potenciar la movilidad. Por primera vez, todo su acristalamiento estará confeccionado a base de policarbonato”.

Covestro ha obtenido importantes conocimientos para seguir desarrollando nuevos productos y aplicaciones gracias a su participación en el proyecto Solar Impulse – el avión propulsado únicamente con energía solar que completó un vuelo alrededor del mundo el pasado mes de julio. Entre otros, Covestro diseñó la cabina del piloto y proporcionó un material aislante de alta eficiencia esencial para que el vuelo pudiera realizarse. Covestro seguirá colaborando con los fundadores de la iniciativa Solar Impulse en el futuro, ayudando a poner en marcha nuevas iniciativas basadas en el uso de tecnologías no contaminantes. 

Un año de Covestro en España

Además de cumplir su primer año como empresa independiente, recientemente Covestro también celebró el 50 aniversario de su fábrica de Barcelona (Zona Franca), dedicada a la fabricación de resinas y a la producción de recubrimientos, tratamientos de textiles y tejidos, dispersiones acrílicas y poliuretanos y donde se ubica la sede de la división de CAS, que desarrolla productos novedosos de altas prestaciones que respetan el medio ambiente.

En diciembre de 2015 la compañía también anunció su intención de cesar la producción de MDI (isocianatos) en sus instalaciones de Tarragona a finales de 2017.

El Grupo mantiene su compromiso con España. En el caso de la fábrica de Barcelona, en la última década Covestro ha invertido alrededor de 27 millones de euros en el centro, 9 de ellos durante los cinco últimos años en el área de producción. Este mismo año, Covestro inauguró una nueva línea de producción de dispersiones de poliuretano para el revestimiento de textiles, tejidos y sectores especializados.

Por su parte, la fábrica de Tarragona se centrará en la producción de sistemas de poliuretano y continuará operando como parque industrial. En este sentido, la compañía ha centrado sus esfuerzos en potenciar las instalaciones, los servicios e infraestructuras de su parque industrial, que hoy en día cuentan con un gran atractivo para la posible incorporación de nuevas empresas. Además, Covestro tiene previsto construir un centro logístico de ácido clorhídrico en Tarragona, lo que supondrá nuevas oportunidades de desarrollo al ampliar los negocios dentro de este mercado en España.

Covestro celebra su primer aniversario